Blog de Leonarda

Por leonarda - 9 March, 2012

envie un E-mail al autor

El dedo en la llaga

Posteado por leonarda el 9 March, 2012

(5)

Los hondureños no debemos desistir ni tan solo un momento, alrededor del tema de la educación nacional.

Sin embargo, lo manifestado recientemente por el nuevo Secretario de Educación, Marlon Escoto, realmente no sorprende, porque  el monumental desorden en el sistema educativo hondureño, hace muchos años atrás que lo hemos denunciado y nadie absolutamente nadie ha hecho nunca nada, por la complicidad compartida entre el gobierno y el gremio magisterial.

A mediados de 2006 Diario El Heraldo publicó una serie de artículos en los que se denunciaba la venta de plazas en el sistema educativo nacional.

Lo que se logró encontrar fue realmente revelador. Con pruebas en mano, se encontró que los concursos no valen absolutamente nada, no son una pantomima, son una burla para los docentes esforzados que buscan por la vía legal ubicarse en el sistema educativo.

No obstante, una buena calificación no es garantía de absolutamente nada, ya que si no hay un padrino de por medio, se tendrá que aventurar a negociar una plaza. En aquella época se hablaba de sumas que iban desde los 20 mil hasta los 50 mil lempiras, pero ahora sorprende que se esté hablando de hasta 200 mil lempiras por una plaza. Y no solo de eso, si no también de favores sexuales, que han sido secretos a voces dentro del sistema educativo, pero que nadie se atreve a interponer las denuncias en las instancias competentes.

En ese entonces, El Heraldo desnudó toda la podredumbre del sistema educativo, donde habían docentes que cobraban  salarios por estructuras que no ocupaban porque tal vez tenían puestos en instituciones como el Inprema, pero de ahí también tenían cantidades exageradas de horas clases en institutos públicos del país.

Años atrás recuerdo también que se hizo un estudio de parte del Colegio Hondureño de Economistas, relacionado con la asignación de plazas en el sistema educativo nacional y tampoco nadie hizo nada.

Lo que se denunció que ha hecho el Viceministro de Educación, Juan Carlos Contreras, ha sido una práctica común en el sistema educativo, donde las plazas se las han repartido los políticos y el gremio magisterial y ambos sectores se han visto beneficiados por el desorden porque como dice el dicho “en río revuelto, ganancia de pescadores”.

Que se requiere declarar emergencia en el sistema educativo, eso “era para ayer” como dirían algunos, pero tomémosle la palabra al nuevo Secretario de Educación, ya que se requiere en primer lugar de decisión política.

No basta con la aprobación de una ley, porque esta no trae incorporada una varita mágica que va a transformar el sistema educativo nacional, se tiene primero que poner orden, despolitizar y también los gremios tendrán que dejar de meter sus manos para favorecer a sus allegados en perjucio de los buenos maestros que  quieren trabajar y dar lo mejor.

Honduras es uno de los países de la región con más atraso en su sistema educativo. Las metas EFA (Educación para Todos) están a la vuelta de la esquina -año 2015- y es muy poco en lo que se ha avanzado.

Debemos mirar hacia adelante y tomar los mejores ejemplos.

Finlandia es puesto hoy como uno de los mejores ejemplos en materia educativa, pero la base del mismo recae en la alta calidad de sus docentes. Y la carrera docente es altamente competitiva, por lo cual son muchos los que emprenden el camino, pero no todos logran llegar a la meta, muchos son descalificados para ejercer tan importante labor. Pero estos países han tomado en serio la educación. ¿Y en Honduras?.

5 Comentarios

  1. Víctor Hugo Alvarez

    Leonarda ha hecho lo que pregona en el título de esta nota. Por años cubrió el ministerio de Educación y colegios magisteriales y ese hecho la tornó una persona estudiosa del acontecer educativo nacional. Su llamado a no quitar la mirada del tesoro más grande que puede propiciar el desarrollo de Honduras hay que tomarlo con seriedad, pues parte de una persona conocedora de una bochornosa realidad sobre la cual no se han tomado los correctivos necesarios gracias al manoseo político y el tráfico de influencias . El futuro de las nuevas generaciones esta en la educación, no abortemos con nuestra indiferencia ese futuro. Exijamos el respeto y la honestidad que debe prevalecer en la secretaría respectiva y seamos implacables flagelos de la corrupción que la corroe

  2. Mesac SJ.

    Realmente es triste la situación del sistema educativo en Honduras, es triste y vergonzante que las instituciones y órganos controladores del buen funcionamiento de tal sistema, sean los mamporreros de la decrepita educación que recibe la juventud hondureña. Recuerdo cuando el golpe de Estado, en muchos informativos españoles se destacaba algo más que el hecho en sí del golpe de Estado, destacaban la gran cantidad de errores ortográficos que los diferentes grupos enfrentados dejaban impresas en las paredes de las casas y edificios. Sinceramente la incapacidad del gobierno para realizar un “aseo” del sistema educativo hondureño, está convirtiendo a Honduras en una nación sin rumbo, sin futuro y sin el instrumento más preciado de toda sociedad, que consiste en constituir una sociedad civil instruida que sea capaz de generar una opinión pública, el contrapeso necesario en toda buena democracia que se precie. Pero sin duda para que este cambio sea efectivo, todos los actores sociales deberán adueñarse de esta causa, desde el estudiante, padres de familia, el profesorado, los grupos de presión, las asociaciones, todos en bloque abogando por un cambio, todos sobre la misma dirección, la dirección de una mejor educación de calidad, general y gratuita.

  3. Héctor Montenegro

    Es importante y de mucho valor, transmitir esta realidad a todos los sectores, incluyendo a la jerarquía católica; quienes deben de unirse y guiar a las nuevas generaciones a un cambio de mentalidad y mejorar el prestigio a nivel internacional que tienen los hondureños.

    Y eso se logra con una buena educación, con unos buenos docentes, con un buen ministro, con buenas escuelas y evitar el tráfico de influencias, favores sexuales, el sesgo político para favorecer a docentes mediocres.

    Ya no deberían de estar experimentando con políticos al frente de la educación, ya probaron con Rafael Pineda Ponde y con Alejandro Ventura y fueron parte de lo mismo. Hay que buscar profesionales con méritos y que sepan de educación.

    Gracias.

Dejar Comentario


*