El peso y la grasa corporal en nadadoras

En los diarios que llevo entre 1971 y 1974, Gould revela las presiones que sintió que la llevaron a retirarse de la natación de nivel internacional a los 16 años…existían presiones constantes sobre su peso y sus hábitos de alimentación. “Algo sobre mi dieta, si, tengo 11 libras (casi 5 kg) de mas”, revelan los diarios de Gould para esa época. “Comía lo que no debía (tortas, chocolates, caramelos, papas fritas) porque no me sentía querida”. Mas adelante Gould reza pidiendo ayuda para adelgazar: “Señor, realmente te necesito. Se que me ayudaste, pero si puedes simplemente ayudarme a bajar de peso podre dedicarme mejor a glorificarte”.

De un articulo sobre la nadadora australiana Shane Gould (ganadora de cinco medallas en los Juegos Olímpicos de Múnich en 1972, poseedora de todos los records mundiales a la vez en natación libre de mujeres) (Chynoweth, 2001, p.12).

 

El aumento de peso (masa grasa y masa libre de grasa) como el porcentaje de grasa corporal total durante la adolescencia y en temporadas de competición (debido a la demanda energética que producen las pruebas a las que se someten los atletas) se ven incrementadas, razón que preocupa mucho a los nadadores y entrenadores, siempre y cuando ambos entiendan la relación que existe entre el biotipo y rendimiento deportivo. Debido a los cambios hormonales y de composición corporal que ocurren durante la adolescencia, la grasa tiende a depositarse con mayor rapidez pero una gran cantidad o velocidad de aparición excesiva se asocian con menor rendimiento.

600full-zsuzsanna-jakabos[1]

La natación es un deporte de resistencia pura , sin embargo el cuerpo debe ser fuerte para soportar las cargas, no es un deporte propiamente de impacto pero se ve involucrada la fuerza y potencia. Como tal no considera que un bajo nivel de grasa corporal sea el que determine el éxito o desempeño, pero a nivel elite los entrenadores dan mucha importancia al peso y apariencia física de los nadadores.

Existen suficientes investigaciones documentadas sobre la prevalencia de fobias de las mujeres deportistas a engordar. Estas incluyen trastornos de alimentación o conductas patológicas para la perdida de peso, como el entrenamiento en ayuno, saltarse las comidas, el uso de sauna, la inducción del vomito, el uso de pastillas para adelgazar (Benson,1991; Dummers y cols; 1987; Taub y Benson, 1992).

 

Me siento bien,  y con mi peso actual siento que nunca me entrene mejor…Pero mi entrenador quiere (que baje de peso)…porque eso era lo que pesaba el año pasado cuando obtuve el record mundial …El me recuerda mi peso muy seguido, y tengo que entrenar de manera diferente a como  me gustaría…Después de nuestro entrenamiento de la tarde, que dura unas dos horas, la mayoría de la gente del equipo hace trabajo de pesas. Eso es lo que yo creo que necesito. En lugar de eso,  debo correr para bajar de peso.

Conversación entre una nadadora estadounidense (medallista de oro en las Olimpiadas y poseedora de un record mundial) y la Psiquiatra Nelly Brownell (Brownell y cols, p.5)

 

jones333x27[1]
Leisel Jones, una nadadora del equipo olímpico australiano, ha sido duramente criticada por ser “muy gorda” para ser atleta Elite por los medios de su país.

“La gente puede tener opiniones, pero estos son los cuartos olímpicos de Jones, y eso es todo un logro. La vi nadar y está muy rápida. Eso es lo único que me interesa”               Leigh Nugent (entrenador de Leisel Jones)

 

“Ella no lo merece. Los atletas vienen en distintos tamaños y formas”  

                                                                               Nick Jones (delegado de la federación australiana en Londres 2012

 

En un estudio de deportistas españolas, las nadadoras obtuvieron los puntos mas altos en un cuestionario de trastornos de alimentación en comparación con los grupos restantes incluidas las corredoras (Toro y cols; 2005).

Mas de la mitad de los participantes de una gran encuesta realizada entre nadadoras de elite informo que sus entrenadores median habitualmente su masa corporal en las sesiones de entrenamiento o les pedían que bajaran de peso (Benson, 1991). Por el contrario, en otra encuesta, las nadadoras muestran tener conceptos erróneos sobre su peso real y nivel de grasa, pero señalaron que sus padres, sus parejas u otras personas ejercían mayor influencia sobre su control de peso que los entrenadores.

Uno de los factores de riesgo mas importantes para padecer trastornos alimenticios en este deporte es el uso de ropas cortas que revelan casi toda la figura, la constante exposición del cuerpo que esta en proceso de cambio es una situación que estresa a la nadadora en la adolescencia quienes enfrentan problema de autoestima e imagen corporal. Sin dudas, entre las nadadoras estudiadas por Toro y sus colegas (2005) se identificó una asociación entre el riesgo de trastornos de la alimentación y la necesidad de exhibir el cuerpo.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*