La composición corporal y fisiología ideal del ciclista

El éxito de un ciclista depende de su capacidad para generar una potencia que se traslade eficientemente al movimiento en contra de:  la resistencia al rodamiento que ofrece la carretera, la resistencia aerodinámica, y, en el caso del ciclismo de ascenso de montaña, contra la gravedad.

Las características fisiológicas sobresalientes de los ciclistas de carretera de elite son la alta capacidad aeróbica y la habilidad de mantener producciones de potencia a una fracción alta de la capacidad aeróbica (es decir una alta capacidad anaeróbica). Mujica y Padilla (2001) resumen las características de los ciclistas varones profesionales de equipos de clase mundial, encontrando una edad promedio de 26 años (rango entre 20-33 años), una altura de 180 cm (160-190 cm), una masa corporal de 69 kg (53-80 lo ideal), y un VO2max conformar según original de 79 mL-kg-1*min-1 (70-85 mL-kg-1*min-1 lo ideal).

itw[1]
Atleta: Pauline Ferrand-Prevot. Ciclista profesional francesa, quien parece ser el nuevo rostro del ciclismo femenino en la modalidad de ruta.
La razón de tal variabilidad es la especialización de los ciclistas de acuerdo con los diferentes retos que se presentan en carrera (p. ej., especialistas en ascenso de montaña o escaladores, ciclistas de llano, cilcistas de contrarreloj, velocistas).

A pesar de que todos los ciclistas buscan tener bajos niveles de grasa corporal para mejorar la relación potencia-peso que se aplica al movimiento en general, la masa comporarl tiene  un fecto distinto y especial en el ciclismo de ascenso ya que es determinante de la resistencia dependiente de la gravedad. Como resultado, los especialistas en ascenso son mas pequeños y livianos que los demás.

 

amaury-saint-maxime[1]
En el Downhill se sugiere mayor masa magra que se traduce en mayor peso corporal (evitando niveles excesivos de grasa corporal), esto les permite descender a una velocidad superior.
Los especialistas en pruebas de contrarreloj en llano tienen mayor tamaño corporal y peso que los demás ciclistas, ya que una mayor masa muscular es capaz de generar mayor potencia, y su menor superficie corporal en relación al peso mejora la resistencia aerodinámica.

El entrenador de Armstrong también apunto a la perdida de peso en las especulaciones acerca de los factores que sustentaban el milagroso regreso y dominación del Tour de France por parte de su ciclista:

“Si se hubiera agregado 8 kg a Lance al momento de finalizar en el Alpe D’Huez, manteniendo el  mismo desarrollo de potencia, habría finalizado 3 minutos y 47 segundos detrás de su marca. Y eso solo en el Alpe D’Huez” (Abt y Armstrong 2002, p.18).

miguel-martinez-[1]
Los ciclistas de la modalidad de ruta deben mantener una contextura física ideal para mejorar su rendimiento sobre la carretera.

A pesar de que algunas de estas características son heredadas genéticamente en los deportistas dotados, muchos ciclistas se esfuerzan, a través de la manipulación de la dieta y el entrenamiento, para mejorar la masa muscular, la masa corporal, y los niveles de grasa, de acuerdo con la especialidad elegida o la necesidad de lograr la excelencia en todas las modalidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*